Adquisición de la Nacionalidad Israelí
Israel Ministry of Foreign Affairs
*

 Adquisición de la Nacionalidad Israelí

7/21/1998

 RASGOS DE ISRAEL
 
Adquisición de la nacionalidad israelí

La Ley de Nacionalidad de Israel se aplica a las personas nacidas en Israel o residentes en él, así como a aquéllos que deseen establecerse en el país, independientemente de su raza, religión, credo, sexo o afiliación política. La ciudadanía puede obtenerse por:

  • Nacimiento
  • La Ley del Retorno
  • Residencia
  • Naturalización


Adquisición de la Nacionalidad por Derecho de Nacimiento es otorgada a:

  1. Personas que nacieron en Israel de madre o padre de ciudadanía israelí.
  2. Personas que nacieron fuera de Israel, si su padre o madre mantienen su ciudadanía israelí, adquirida ya sea por nacimiento en Israel, según la Ley de Retorno, por residencia o por naturalización.
  3. Personas que nacieron luego de la muerte de uno de sus padres, si el padre muerto fue ciudadano israelí por virtud de las condiciones enumeradas en los numerales 1. y 2. en el momento de la muerte.
  4. Personas que nacieron en Israel, que nunca tuvieron otra nacionalidad y sujetas a las limitaciones estipuladas por la ley, que hayan:
    • presentado una solicitud de ciudadanía entre los 18 y 25 años de edad, y
    • hayan sido residentes de Israel por cinco años consecutivos, previamente al día de presentación de su solicitud.


Adquisición de la Nacionalidad según la Ley del Retorno

Al establecer el Estado de Israel, sus fundadores proclamaron "...el restablecimiento en Eretz-Israel del Estado Judío, que habrá de abrir las puertas de la patria de par en par a todo judío..." En cumplimiento de este principio, el Estado de Israel amparó a sobrevivientes del Holocausto, refugiados de los países en que residieron, así como a muchos miles de judíos que vinieron a establecerse en Israel por voluntad propia. La Ley del Retorno (1950) otorga a todo judío, quien quiera que sea, el derecho de venir a Israel en condición de Olé (judío que inmigra a Israel) y adquirir la ciudadanía israelí.

Para los propósitos de esta ley, "judío" significa una persona que nació de una madre judía, o se ha convertido al judaísmo y no es miembro de otra religión. La ciudadanía israelí entra en efecto en el momento de la llegada al país o con la adquisición de un Certificado de Olé, lo que ocurra más tarde. Una persona puede declarar, en un plazo de tres meses, que no desea adquirir la ciudadanía. Un certificado de olé puede ser negado a personas que:

  1. participen en actividades dirigidas contra el pueblo judío;
  2. puedan poner en peligro la salud pública o la seguridad del estado;
  3. tengan un pasado criminal que pueda poner en peligro el bienestar público.

A partir de 1970, el derecho de inmigrar bajo el amparo de esta ley fue extendido a los hijos y nietos de un judío y a sus respectivos cónyuges. El propósito de esta enmienda es asegurar la unidad de las familias en las que haya habido un matrimonio mixto, no se aplica a las personas que fueron judías y se convirtieron por propia voluntad a otras religiones.


Adquisición de la Nacionalidad por Residencia

La Ley de Nacionalidad incluye una disposición especial para los ex ciudadanos de la Palestina del Mandato Británico. Aquéllos que permanecieron en Israel desde el establecimiento del estado en 1948 hasta la promulgación de la Ley de Nacionalidad de 1952, se convierten en ciudadanos israelíes por residencia o por retorno.

En una enmienda de 1980 se incluyeron en la Ley otras posibilidades de adquirir ciudadanía por residencia.


Adquisición de la Nacionalidad por Naturalización

Un adulto puede adquirir la ciudadanía israelí por medio de la naturalización, a discreción del Ministro del Interior y a condición de que cumpla una serie de requisitos, a saber:

  1. debe haber residido en Israel durante tres de los cinco años precedentes al día de la presentación de la solicitud;
  2. tiene derecho a residir en Israel de manera permanente y se ha asentado o tiene intenciones de asentarse en Israel;
  3. ha renunciado a su nacionalidad previa, o ha demostrado que dejará de ser extranjero al convertirse en ciudadano israelí.

El Ministerio del Interior puede eximir a un solicitante de algunos de estos requisitos.

 
 
Press for print versionPrint version
  
Send To Friend
  
  
  
  
  
Share