Gobierno local
Israel Ministry of Foreign Affairs
*

 Gobierno local

7/21/1998

 RASGOS DE ISRAEL
 
Gobierno local

Estructura del gobierno local

La ley define tres tipos de autoridades locales: municipalidades, concejos locales y concejos regionales. Las municipalidades administran centros urbanos, generalmente con una población de más de 20.000 habitantes. En 1995, el número de municipalidad llegaba a 51. Las tres mayores ciudades son Jerusalem, la capital (579.000 habitantes), Tel Aviv (355.000 habitantes) y Haifa (247.000 habitantes). Hay nueve municipalidades de tamaño mediano, con una población de 110.000 a 160.000 habitantes y la mayoría varía 20.000 a 80.000 habitantes.

Centros urbanos más pequeños y grandes asentamientos rurales son regidos por concejos locales, con poderes similares a los de una municipalidad. Más de 70 de los 150 concejos locales sirven, cada uno, a una población de más de 5.000 habitantes.

Los concejos regionales son de hecho autoridades locales a dos niveles. El nivel inferior son los asentamientos, que son mayoritariamente agrícolas; están autorizados a elegir un comité municipal que proporcione servicios municipales. El nivel superior es el concejo regional, que incluye candidatos de cada asentamiento en la jurisdicción del concejo. Tiene los poderes de un concejo local.

Federaciones municipales de autoridades locales adyacentes forman una autoridad local con un propósito específico, para proporcionar ciertos servicios como el de bomberos y trabajan en conjunto principalmente por razones económicas. La federación cuenta con un marco presupuestario separado y puede firmar contratos, promulgar ordenanzas municipales, recaudar impuestos, etc.

Funciones

La autoridad local provee a sus habitantes, firmas comerciales y otras instituciones dentro de su area de jurisdicción de una amplia gama de servicios. Desarrolla su infraestructura física, sistema vial, abastecimiento de agua, recolección de basura, sistema de alcantarillado y parques. Es responsable por la protección ambiental (salud pública, molestias, limpieza, etc.) y, junto con el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, del sistema educacional. La autoridad local construye escuelas y se preocupa de su equipo y mantenimiento. Jardines infantiles pre-compulsivos e instituciones de educación secundaria son erigidos y administrados por la autoridad local, pero algunas de esos establecimientos pueden ser propiedad de organizaciones sin fines de lucro, con asisteucia de la autoridad local. Las autoridades locales también promueven y asisten financieramente actividades culturales y deportivas (bibliotecas, museos, clubes juveniles, etc.) y algunas mantienen orquestas, coros, grupos teatrales y empresas similares.

La autoridad local proporciona servicios de bienestar social y sus asistentes sociales atiendes a las familias necesitadas, así como a estratos especiales: ancianos, niños retardados, drogadictos y otros casos similares.

El concejo local tiene un importante papel en la planificación de la localidad. La Ley de Planificación y Construcción, 5725-1965, establece los principios de acuerdo a los cuales la planificación urbana se lleva a cabo, así como las instituciones que deben actuar a nivel local, distrital y nacional, geográfica y administrativamente. La ley concede a la comisión de planificación local una gran independencia, ampliando también la expansión regional y nacional en planificación. La comisión de planificación local está formada por miembros del concejo local. La ley otorga a la comisión local de planificación la responsabilidad por la administración cotidiana y el cumplimiento con las regulaciones en el terreno.

La comisión de planificación distrital es una autoridad conjunta estatal-local formada por representantes de los ministerios cuyos campos de acción tienen incidencia en los asuntos a ser planificados y de representantes de las autoridades locales de la región. La comisión distrital aprueba planes locales detallados y actua además como foro de apelaciones a decisiones adoptadas por las comisiones locales. El concejo local está autorizado a promulgar ordenanzas en cualquier área sobre la cual tenga jurisdicción. Tiene el poder para implementar dichas ordenanzas al igual que las leyes y regulaciones aplicables a sus funciones.

Las autoridades locales están autorizadas a recaudar impuestos locales y a imponer y recaudar diversos pagos por servicios y concesiones. En general, cuentan con los poderes y los medios para manejar sus finanzas. Preparan sus propios presupuestos, que deben ser aprobados por el Ministerio del Interior. Cada municipalidad debe emplear un auditor que fiscalice sus actividades.

Status legal

La Ordenanza de Corporaciones Municipales data de 1934, cuando Gran Bretaña tenía el Mandato por Palestina entregado por la Liga de las Naciones. Esta ley, en su esencia estableció la base legal para el actual sistema de gobierno local en Israel. El Estado de Israel promulgó la Ordenanza de Corporaciones Municipales (nueva versión) 5724-1964 que sirve, junto a otros marcos legales, como base de la estructura del gobierno local y sus relaciones con los diferentes ministerios. Las autoridades locales son entidades jurídicas y están autorizadas a llevar a cabo una amplia gama de servicios en las áreas física, educacional, cultural y de bienestar social. Sus competencias y áreas de jurisdicción están especificadas en órdenes ministeriales (principalmente del Ministerio del Interior) y autorizadas por ley. Como entidad legal, la autoridad local puede hacer únicamente lo que le confiere la ley. Consecuentemente, existen leyes detalladas que regulan las actividades de la autoridad local.

Los poderes generales de las autoridades locales se remiten a seis áreas básicas: legislación, tributación, administración financiera, actividades conjuntas con otros entes y diversos poderes generales. Si bien no es completamente independiente en ninguna de esas áreas, la autoridad local puede actuar en bien de los intereses locales de acuerdo a los deseos de sus representantes elegidos.

Fuentes de ingresos

Los ingresos en el presupuesto ordinario de las autoridades locales provienen de tres fuentes: ingresos generados localmentes, participación gubernamental y préstamos para equilibrar el presupuesto ordinario. Desde comienzos de los años 70 hasta mediados de los 80 los ingresos localmente generados eran bajos y la participación gubernamental, alta; desde entonces en adelante la proporción es a la inversa.

La participación financiera gubernamental incluye dos categorías: la asignación general y la participación con fines determinados. La asignación general es proporcionada a las autoridades locales sin estar ligada a ningún desembolso específico, dado que pretende ser un complemento a la tributación local para aquellas autoridades con un bajo potencial de recaudación.

La mayoría de los ingresos con fines determinados provienen del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y del Ministerio de Trabajo y Bienestar Social. El primero cubre los salarios de parte del personal educacional, así como la totalidad o parte de otros proyectos operados por la autoridad local. El Ministerio de Trabajo y Bienestar Social financia el 75 por ciento o más de las actividades de bienestar de la autoridad local, de acuerdo a normas establecidas por el Ministerio. Dado que la mayoría de las autoridades exceden esas normas, la participación gubernamental real representa el 60 - 66 por ciento del desembolso local en bienestar.

Los ministerios otorgan asignaciones o préstamos para financiar proyectos de desarrollo como establecimientos educacionales y culturales, caminos, sistemas de agua potable y alcantarillado, así como asignaciones de desarrollo general para proyectos seleccionados por preferencia local. Ocasionalmente han sido otorgados préstamos para el equilibrio del presupuesto regular de las autoridades y reducir así su déficit.

Relaciones con los ministerios

Servicios estatales, principalmente en las áreas de educación y bienestar, constituyen más de la mitad del presupuesto local y una proporción aún mayor del personal empleado por las autoridades locales. Estos constituyen el principal terreno de interacción entre las autoridades locales y las estatales.

En la mayor parte, el Ministerio de Educación es el responsable por el programa de estudios y las calificaciones profesionales de los maestros, mientras que la autoridad local es la responsable de proveer y mantener los edificios de las escuelas y el equipo físico. Los funcionarios de las escuelas primarias e intermedias son empleados del Ministerio de Educación, mientras que el personal de mantención, las secretarias de las escuelas, las asistentes de maestras jardineras y los maestros de escuelas secundarias son empleados de la autoridad local.

Formalmente, el Ministerio de Trabajo y Bienestar Social es la autoridad que fija la política respecto a los servicios de bienestar social y la autoridad local actua como agente ejecutor de esa política. No obstante el personal profesional (los asistentes sociales) y los servicios son administrados por la oficina de bienestar local. Con el correr de los años, las autoridades locales han desarrollado proyectos y servicios que van más allá de los requisitos formales establecidos por el Ministerio de Trabajo y Bienestar Social.

El Ministerio del Interior supervisa las actividades de las autoridades locales y es principalmente responsable de las siguientes áreas: establecimiento de las autoridades locales, aprobación de sus presupuestos, otorgamiento de un marco legal apropiado que responda a sus necesidades, revisión de sus estatutos y asegura que la planificación física y el desarrollo concuerden con los esquemas nacionales y regionales. El Ministerio distribuye a las autoridades locales con bajo potencial de ingresos asignaciones basadas en criterios específicos para permitirles mantener un nivel mínimo de servicios. El Ministerio del Interior, además, representa a las autoridades locales en las negociaciones con el gobierno (específicamente con el Ministerio de Finanzas).

Elecciones locales

Las autoridades locales están encabezadas por concejos cuyos miembros son elegidos cada cinco años en base a la representación proporcional de sus partidos políticos. El número de bancas en el concejo se determina de acuerdo al tamaño de su población; entre 9 y 31 bancas para las municipalidades, y entre 5 y 21 para los concejos locales. Los alcaldes (incluyendo jefes de los concejos locales y regionales) son elegidos en forma directa por los votantes. En muchos casos ningún partido recibe la mayoría de las bancas del concejo y el alcalde debe formar una coalición para lograr una mayoría. Con este fin se llega a acuerdos entre los partidos que implican la distribución de poderes y funciones entre los miembros de la coalición.

Cuando las elecciones a la Knéset y a las autoridades locales se llevaban a cabo al mismo tiempo, la participación en las elecciones locales era entre el 73 y el 83 por ciento, mientras que al realizarse separadamente la participación llega a un promedio del 60 por ciento. La participación en las elecciones locales en el sector árabe tradicionalmente ha sido mucho más alta que en el sector judío.

De acuerdo a la ley de financiación de elecciones locales, cada lista de partido en la autoridad local tiene derecho a recibir financiación en base al número de bancas que obtiene. El informe positivo del Contralor del Estado respecto a la administración financiera de la campaña electoral de cada facción representada en el concejo le permite recibir la asignación determinada.

 
 
 
Press for print versionPrint version
  
Send To Friend
  
  
  
  
  
Share