Israel en Foco: Rehabilitación de los ríos de Israel
Israel Ministry of Foreign Affairs
*

 Israel en Foco: Rehabilitación de los ríos de Israel

3/4/2003

 
     
Rehabilitación de los ríos de Israel
Enero de 2001
 
 

 

 

 

El río Jordán al sur del Mar de Galilea
  por Shoshana Gabbay

Shoshana Gabbay es la editora de Israel Environment Bulletin

En una época los ríos de Israel eran elementos centrales en el paisaje natural del país, con una corriente de agua estimada en 300-400 millones de metros cúbicos anuales. Pero ya no más. Con pocas excepciones, prácticamente todos los ríos de Israel se han secado. La razón generalmente puede ser atribuida a la escasez de agua. El agua también fue frecuentemente captada ya en su fuente, para abastecer la creciente demanda urbana y agrícola. Simultáneamente, la situación se vio agravada por los continuos vertimientos de efluentes y aguas servidas municipales en los ríos.

La situación, no obstante, está cambiando. En noviembre de 1993, fue establecida una Administración Nacional de Ríos para supervisar la restauración de los ríos del país. La Administración, formada por representantes de varios ministerios y organizaciones de preservación del medio ambiente, está encargada de la coordinación de los esfuerzos para el aseo de los ríos, la restauración del paisaje, la rehabilitación de ecosistemas, la flora y fauna y el desarrollo de los ríos con propósitos de recreación, turismo, educación e investigación. Su objetivo es encargar el trabajo mismo de la restauración a los entes locales, mientras la Administración sirve como catalizador, coordinador y guía profesional. Por lo tanto, se han invertido importantes esfuerzos en el establecimiento de administraciones regionales de ríos, paralelas en sus metas y composición a la administración nacional, pero con un enfoque local.

El progreso logrado en los últimos años brinda la esperanza de que el lúgubre destino pronosticado para los enfermos ríos del país pueda ser revertido. Como primer paso, la administración ha formulado un modelo de rehabilitación de ríos y ha establecido criterios de prioridades para la rehabilitación de los ríos. Como segundo paso, ha iniciado estudios ecológicos y ambientales para reunir datos sobre hidrología, calidad del agua, flora y fauna, sitios históricos y arqueológicos, paisajes, senderos, usos de la tierra y daños ambientales a lo largo del curso del río. La mayor parte de los datos ya ha sido resumida y cartografiada y sirve como base de evaluación para la rehabilitación potencial de cada río destinado a ser restaurado. Más aún, en cada uno de los estudios se han incorporado consideraciones como sensibilidad al desarrollo, con la finalidad de ayudar a asegurar la bíodiversidad y la preservación de las vistas naturales. Así, en las áreas en que los recursos naturales específicos pueden verse amenazados irreversiblemente por el desarrollo, se propone la conservación de los mismos, o un desarrollo mínimo. En lugares menos sensibles es posible un desarrollo más intensivo.

Consideraciones sobre la calidad de las aguas

En gran medida, el éxito del programa de rehabilitación de ríos depende de la implementación de soluciones a las cantidades de emanaciones en Israel, que aumentan constantemente. La creciente urbanización y la densidad de población a lo largo de toda la región costera de Israel, desde Haifa a Ashkelón, ha provocado un aumento de los efluentes que supera la cantidad requerida para su reciclaje con fines agrícolas en la región.

Hasta 1991, los entes dedicados a la rehabilitación de ríos estaban convencidos que los requisitos previos para la rehabilitación de ríos eran la eliminación de todas las aguas servidas y la introducción únicamente de agua fresca. No obstante, sucesivos años de sequía demostraron que la realidad de escasez de agua en Israel amenaza con secar los ríos de Israel si no se adoptan otros medios para reemplazar o complementar el abastecimiento de agua dulce. Hoy en día, la política que en una época prohibía cualquier tipo de vertimiento de líquidos a los ríos, sin importar su calidad, está siendo reemplazada por una política que permite la evacuación en los lechos de los ríos de líquidos de alta calidad cuando no se dispone de agua dulce. Este influjo de líquidos altamente tratados está destinado a asegurar la corriente de agua, la subsistencia de los ecosistemas y el desarrollo de actividades recreativas y de esparcimiento. Sin embargo, este influjo está sujeto a estrictas medidas de control que prohíben cualquier tipo de líquidos que amenacen con generar daños estéticos o sanitarios, deteriorar la calidad de las aguas subterráneas o contaminar las playas.

Con el fin de implementar el programa, se están estableciendo normas de influjo para cada río con parámetros físicos, químicos y microbiales como ser sólidos suspendidos, carga orgánica, concentraciones de nitrógeno, e indicadores de microorganismos patógenos. Se busca un equilibrio apropiado entre las exigencias ambientales (por ejemplo, evitar eutrofización y riesgos sanitarios) y el costo económico.

Los ríos

Doce ríos costeros y dos ríos en la cuenca oriental están actualmente en un proceso de rehabilitación, de acuerdo con planes maestros aprobados. Han sido iniciados más de 20 proyectos, desde la limpieza hasta la ampliación de los lechos de los ríos, desde el drenaje y la conservación del suelo hasta el desarrollo de parques y del paisaje. Dentro del marco de la restauración, ya han sido prepados lugares turísticos y de recreación a lo largo del recorrido de los ríos Yarkón, Alexander, Kishón, Lajish, Jarod, Taninim, Jedera y Jordán.

Los siguientes ejemplos pueden servir de ilustración para algunos de los progresos que ya se han alcanzado en los últimos años:

 
 

 

Nenúfares amarillos en el río Yarkón
 

El río Yarkon

Con una extensión de unos 28 kilómetros desde Tel Afek, cerca de Rosh Haayin, hacia el Mediterráneo, el río Yarkón serpentea por la zona más densamente poblada de Israel, incluyendo la municipalidad de Tel Aviv. El deterioro del río Yarkón comenzó en 1955 cuando sus aguas fueron desviadas por las tuberías del Acueducto Nacional para proveer de agua para riego al árido Néguev en el sur. Al reemplazarse el agua potable por aguas servidas, los hábitats fueron destruidos y la flora y fauna desaparecieron.

En un esfuerzo por mejorar el estado del río, se estableció en 1988 una Autoridad del Río Yarkón. La Autoridad, formada por representantes de 19 organizaciones y autoridades locales, es responsable por la limpieza, restauración y desarrollo del río, haciéndolo adecuado para la recreación y el esparcimiento, incluyendo la navegación, la pesca y la natación. Cientos de toneladas de basura ya han sido extraídas del río para restaurar su profundidad original y facilitar la corriente natural. Simultáneamente, fueron limpiadas, reforzadas y elevadas las riberas del río, se crearon senderos para pasear y andar en bicicleta y se entresacaron árboles y se raleó la vegetación. Los principales esfuerzos se dedican a la supervisión y el control de plagas con hincapié en métodos de control inofensivos para el medio ambiente, incluyendo el empleo de enemigos naturales como las gambusias y el BTI (Bacillus thuringiensis israelensis).

El éxito del programa de rehabilitación ya es notorio en el regreso de la flora y fauna a una franja restaurada de 7,5 kilómetros en el Alto Yarkón cerca de Rosh Haayin. El nuevo parque de la región ofrece a los visitantes atracciones adicionales como sitios históricos, áreas de picnic, juegos, muelles de pesca y vegetación. Siguiendo la corriente, el conocido Parque Yarkón ya sirve de "pulmón" para alrededor de dos millones de habitantes de la región metropolitana de Dan. El Plan Maestro del Río Yarkón llama al desarrollo de un sistema continuado de parques y espacios abiertos para toda la región. Apodado "Parque Central de Israel", este módulo se conservará como un área verde.

La parte central del río Yarkón ha demostrado ser más problemática, especialmente a la luz del influjo de unos 25.000 metros cúbicos de materiales que llegan de las municipales adyacentes: Kfar Sava, Hod Hasharón y Ramat Hasharón. No obstante, también aquí se nota una mejora. La inauguración de la planta de tratamiento de las aguas servidas de Kfar Sava - Hod Hasharón en 1996 y el lanzamiento de la planta Ramat Hasharón en 1999 ya han logrado una diferencia, facilitando el regreso al río del agua dulce y de algunas especies de peces.

Hoy en día se están invirtiendo ingentes esfuerzos en el estudio de la hidrología del río, la definición de la calidad y cantidad de agua requerida y la investigación de los procesos naturales, con el objetivo de determinar la capacidad de transporte y la sensibilidad de desarrollo de cada segmento del río, en forma particular y como parte del ecosistema global. A la vez, el río Yarkón ha sido escogido como modelo para un programa educacional a nivel nacional sobre la rehabilitación de los ríos y se ha establecido en su ribera un centro de estudio e investigación.

 
 

 

El río Alexander
 

El río Alexander

El río Alexander, uno de los más largos en el centro de Israel (32 kilómetros) es otro buen ejemplo del progreso de la rehabilitación de los ríos. Los amplios espacios abiertos que aún quedan a lo largo de su cauce, en medio de la densamente poblada zona central de Israel, ofrecen una oportunidad sin paralelo para la recreación, el esparcimiento y la protección de la naturaleza.

Unos 25 contaminantes diferentes, incluyendo sustancias domésticas e industriales, han sido vertidas al río durante los últimos 40 años. La continua embestida de los contaminantes ha afectado adversamente la calidad del agua, ha destruido el paisaje natural y ha hecho estragos en el único ecosistema que una vez contaba con una amplia variedad de diferentes especies de vegetación.

Si bien se adoptaron diversas iniciativas para restaurar el río, recién en 1995 se inició un intensivo y comprehensivo programa de rehabilitación, con el establecimiento de una administración regional de quince miembros y un equipo de planificación. Una coordinación y cooperación efectivas condujeron a un progreso real que incluye un estudio ecoambiental y un plan maestro global. Se está brindando especial atención a la tortuga blanda del Nilo (Trionyx triunguis) y a la preservación de sus lugares de reproducción a lo largo del río. Con la excepción del río Alexander, esta rara especie protegida ha desaparecido de la franja costera de Israel como resultado del deterioro de la calidad de agua, y de su escasez.

Una franja modelo de 750 metros a lo largo del río ya ha sido rehabilitada y cuenta con un parque, pintorescos senderos para pasear y un pequeño puente. Al igual que en el caso de los otros ríos, la planta de tratamiento de la ciudad de Netania, finalizada en 1996 y la construcción de instalaciones para el tratamiento de efluentes y desechos en las plantas industriales de Emek Jéfer han producido una mejoría significativa. Se espera que la cooperación con la Autoridad Palestina detenga el flujo de contaminación al río desde las ciudades vecinas de Tul Karem y Nablus y traiga consigo una mejor calidad de vida para todos los habitantes de la zona.

 
 

 

El río Kishón
 

El río Kishón

Quizás uno de los mayores desafíos que afronta la rehabilitación de los ríos es el Kishón, conocido por ser el río más contaminado de Israel. Cuenta con 70 kilómetros de largo, nace en el Valle de Jezreel y desemboca al mar en Haifa. Aguas servidas, pesticidas y desechos industriales de algunas de las más grandes plantas químicas del país, van a dar a sus aguas. Los análisis que se han realizado de los sedimentos del río han mostrado altas concentraciones de metales pesados, originados en los efluentes de algunas de las más grandes plantas químicas del país, que han sido arrojados al río durante decenas de años, junto con el desagüe del alcantarillado y los pesticidas.

Debido a la complejidad del proceso de rehabilitación, la asociación ambiental regional de Haifa en cooperación con el Ministerio de Calidad Ambiental inició un estudio de investigación sobre la capacidad de arrastre de la Bahía de Haifa y del río Kishón. Este estudio proporcionó una información básica sobre una amplia variedad de temas, incluyendo la calidad de agua en el Kishón y sus afluentes, fuentes de contaminación y concentraciones de contaminantes.

La Autoridad del Río Kishón, la segunda autoridad estatutoria fluvial de Israel, fue creada en 1994, con el objetivo de rehabilitar y transformar el Kishón en una atracción regional. El esquema de rehabilitación habla de suspender todas las descargas de aguas servidas, extracción y tratamiento de los sedimentos, hermoseo del paisaje a las orillas del río, protección de inundaciones y equipamiento de instalaciones recreativas, deportivas y turísticas, incluyendo un Parque del Río Kishón y una bahía de pesca. Más arriba, en la zona de Kiriat Tivón, antes de que el Kishón entre a la zona industrial de Haifa, una franja de tres kilómetros ya ha sido transformada en un bello lugar.

Al igual que en otras áreas, el ritmo del progreso dependerá de que dejen de verterse aguas servidas al río. Un paso en la dirección correcta es la actual ampliación y mejora de la planta de tratamiento de aguas servidas de Haifa. Otro importante avance es el acuerdo alcanzado en 1997 entre el Ministerio de Calidad Ambiental y los siete principales contaminadores industriales del río, incluyendo la empresa Químicos de Haifa, un líder mundial en el desarrollo de fertilizantes y productos químicos industriales, y las Refinerías de Petróleo de Haifa, de cumplir con un exigente cronograma para cesar todo arrojo de desechos tóxicos al río hasta fines del año 2003. Si bien hasta esa fecha las instalaciones para el tratamiento de la contaminación en cada una de las plantas estarán ya en completa operación, las mejoras, como indican los resultados de la supervisión, ya son evidentes. De hecho, los primeros signos de vida en el río - un banco de peces y una tortuga solitaria - fueron captados en la bahía pesquera en diferentes ocasiones durante el año pasado. La Autoridad del Río Kishón tiene la esperanza de que el trabajo intensivo en cuatro frentes - creación de una base de datos, cese de la contaminación, planificación de parques y programación a largo plazo para una rehabilitación ecológica - transforme el río Kishón y sus alrededores en el "pulmón" del área metropolitana de Haifa.

 
 

 

El Parque Lajish-Ashdod
 

El río Lajish

El alcantarillado y los desperdicios a lo largo de los 70 kilómetros del río Lajish, que corre por la parte norte de Ashdod, han apestado a los habitantes de la ciudad durante años. Pero esta molestia se ha transformado en una fuente de placer. En 1991, se inició un intensivo proyecto de restauración, y el Parque Lajish - Ashdod fue inaugurado en 1996. El parque en la ciudad de Ashdod, a lo largo de las riberas del río, comprende áreas verdes, un paseo de 2,5 kilómetros, pérgolas, puntos de observación y áreas de picinic. Se implementó con éxito un modelo de estabilización de la orilla del río usando diferentes tipos de vegetación que se integran bien en el paisaje. En la actualidad están avanzando planes detallados para la rehabilitación de diferentes secciones de la cuenca, que comprende unos 1000 km2. Los bosques, reservas naturales, parques nacionales y lugares arqueológicos proporcionarán a los habitantes y turistas amplias áreas de descanso y recreación.

 
 

 

El río Jarod
 

El río Jarod

El río Jarod en los Valles de Jezreel y Beit Sheán, cuya cuenca comprende más de 190 km2, corre hacia el río Jordán, El potencial inherente del río para el desarrollo turístico ha estado oculto por la contaminación procedente de los desagües domésticos e industriales, el drenaje agrícola y el agua de las piletas de peces. El establecimiento de una administración regional del río llevó a la realización de un amplio estudio ecológico y ambiental, a la preparación de un plan maestro global y a la promoción de planes detallados para la rehabilitación de diferentes secciones del río y el desarrollo de parques a sus orillas. Desde el comienzo del proceso de rehabilitación en 1994, varias secciones del río han sido limpiadas y se instaló un parque recreativo; se restauró un puente que data del período mameluco (siglo XIV) y se ha completado la primera etapa del Parque Beit Sheán. Se preparó un paquete informativo que incluye sugerencias de paseos, además de una presentación en vídeo que describe el pasado, presente y futuro del río. Los paseantes encontrarán no solamente un singular fenómeno natural y de paisaje, sino también la posibilidad de dar un vistazo a los acontecimientos bíblicos que tuvieron lugar en esta área.

 
 

 

El río Jordán al norte del mar de Galilea
 

El río Jordán

El río Jordán no requiere de presentaciones; sus asociaciones religiosas, históricas y culturales son conocidas en todo el mundo. Las singulares características geomórficas del río Jordán, su serpenteada ruta y sus valores naturales y panorámicos lo convierten en un área con especial potencial turístico y ambiental.

No obstante, si bien el Jordán superior se destaca por la alta calidad de sus aguas (con una salinidad que nunca supera los 20 mg. Cloruro/litro), la sección inferior del río, al sur del mar de Galilea, comparte el lamentable destino de la mayoría de los ríos de Israel. La corriente, que una vez fuera abundante, se ha reducido debido a las represas en el mar de Galilea y en el Yarmuk. El popular dicho de que por el lecho del Jordán fluye más historia que agua es cierto. La calidad del agua en esta parte del Jordán se ve afectada tanto por los cambios de temporada en la salinidad - especialmente como resultado de la desviación de los manantiales salinos fuera del mar de Galilea para reducir la salinación de éste - y por las aguas servidas domésticas e industriales. La calidad del agua en la mayoría de las secciones es tan pobre que ni siquiera permite la agricultura.

La Administración Nacional de Ríos ha incluido una sección de 30 kilómetros del bajo río Jordan - desde el mar de Galilea hasta el puente de Naharaim - en su lista de prioridades para la rehabilitación. Consecuentemente, fueron realizados estudios, se estableció una administración del río y se está elaborando un plan maestro para el área. Pero la mayor esperanza del Jordán se encuentra en la arena regional. Como parte del proceso de paz en el Medio Oriente, se formuló una propuesta para promover la cooperación entre Israel y Jordania por medio de la rehabilitación del río Jordán, la frontera común entre ambos países. Como parte del proyecto, tanto la cantidad como la calidad del agua del río mejorarán. Se regresará al río agua dulce o tratada para asegurar una corriente constante y limpia; se asegurará un acceso apropiado al río; se considerará la posibilidad de permitir la navegación en partes del mismo para repetir viajes históricos a lo largo de él; y los sitios sagrados que sirven como puntos bautismales a lo largo del río serán restaurados. El objetivo es transformar el río Jordán de un canal de aguas servidas en un río vital y activo, en una frontera común que una a los estados vecinos en proyectos de cooperación por la paz y el desarrollo.

Mirando hacia adelante

La creciente conciencia ambiental, la cooperación en gran escala y la recaudación de fuentes financieras han ayudado a catalizar un sustancial progreso en varios de los ríos de Israel. Se han establecido administraciones locales, se han realizado estudios eco-ambientales y ha comenzado el trabajo de rehabilitación fluvial. Concomitantemente, impulsados por decretos y medidas de acción, tanto las municipalidades como las industrias han comenzado a establecer plantas de tratamiento e instalaciones para el tratamiento previo de las aguas para lograr que en los próximos años el vertimiento de aguas servidas sea nulo.

La importancia de la rehabilitación de los ríos en un país tan densamente poblado como Israel no ha sido eludida por los políticos. La preservación de los ríos y su ambiente es un elemento clave en el plan maestro integrado de planificación y construcción que está a punto de ser concluido. El plan maestro propuesto reconoce la función básica que juegan los ríos del país en la conservación de los valores naturales, la protección de los hábitats acuáticos y la provisión de "pulmones" para la recreación y el esparcimiento.

Los resultados son evidentes a todo lo largo del país. Una moderna planta de tratamiento para más del 60% de las aguas servidas de Jerusalem fue inaugurada en 1999 poniendo fin a la hediondez que durante mucho tiempo acompañó a paseantes y conductores a lo largo del río Sorek. Los planes hablan de la transformación de esta zona en una reserva de paisaje en el centro del país, uniendo los Montes de Judea en el este con la costa en el oeste.

En 1996, se estableció una planta para el tratamiento de las aguas servidas para la municipalidad de Jedera a lo largo de la franja costera, a mitad de camino entre Haifa y Tel Aviv, ayudando a reducir el vertimiento de las aguas servidas al río Jedera. Están siendo implementados además planes para cumplir una promesa de hace ya veinte años a los habitantes de la zona. Como compensación por la construcción de la primera usina eléctrica a carbón de Israel en Jedera, en los años 70, los habitantes podrán muy pronto gozar de un gran parque que utilizará las aguas de enfriamiento de la planta para una amplia variedad de actividades recreativas y acuáticas.

En el norte del país, se están promoviendo planes para transformar el río Zipori, que corre desde los montes de Nazaret hacia el río Kishón en el valle de Zevulún, en un popular sitio turístico que combinará atracciones naturales con decenas de lugares históricos, incluyendo la antigua ciudad de Zipori (Séforis).

La rehabilitación de los ríos de Israel ya no es más un sueño. Con una dosis correcta de investigación, planificación y asignación de recursos, los ríos de Israel podrán alcanzar nuevamente todo su potencial como sistemas ecológicos vitales y fuentes de placer y recreación tanto para sus habitantes como para los turistas.

Para mayor información, sirvase contactarse con:

Departmento de Agua y Rios
Ministerio de Calidad Ambiental
5 Kanféi Nesharim Street
P.O. Box 34033
Jerusalem 95646
Tel: 972-2-655-3840
Fax: 972-2-652-0552
Website: http://www.environment.gov.il


Fotografías (si no está especificado de otro modo) courtesía del Ministerio de Calidad Ambiental.

 
 
 
Press for print versionPrint version
  
Send To Friend
  
  
  
  
  
Share