Jaim Herzog
Israel Ministry of Foreign Affairs
*

 Jaim Herzog

7/26/1998

 
     
JAIM HERZOG
1918-1997

Sexto presidente del Estado de Israel 1983-1993

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El presidente Herzog habla ante el Bundestag
  Jaim Herzog - diplomático, soldado y erudito, político y periodista, jurista y legislador - nació en Belfast, Irlanda del Norte en 1918. Hijo del Gran Rabino de Irlanda, Rabí Isaac Halevi Herzog (quien posteriormente fue el segundo Gran Rabino Ashkenazí de Israel), Jaim Herzog creció en Dublin y recibió una completa educación judía mientras asistía al Wesley College. Inmigró a Israel en 1935 a los 17 años de edad para estudiar en una yeshivá (academia talmúdica) y comenzar sus estudios de derecho.

Herzog se embarcó en una larga carrera que estuvo asociada con asuntos militares. Sirvió en la Haganá durante la revuelta árabe de 1936-39. Mientras se encontraba en Londres para completar sus estudios de derecho (1942) se enroló en el ejército británico y sirvió como oficial de inteligencia en la campaña de Normandía y en la Alemania ocupada. Se retiró con el rango de teniente coronel. En 1948, cuando se estableció el Estado de Israel, pasó a ser oficial de las FDI, alcanzando el grado de general de división antes de retirarse en 1962.

Durante las siguientes dos décadas, Jaim Herzog combinó una carrera empresarial con el servicio público, primero como director administrativo de un grupo de desarrollo industrial, y luego como socio mayoritario de un bufete de abogados en Tel Aviv. Fue el principal comentarista militar para la radio durante la guerra de los Seis Días y la guerra de Yom Kipur y cobró fama por sus equilibradas transmisiones que elevaban la moral de la población. Herzog fue llamado nuevamente al servicio militar activo después de la guerra de los Seis Días en 1967, para servir como el primer gobernador militar de Judea, Samaria y Jerusalem Oriental.

Otro hito en la multifacética carrera de Herzog fueron sus tres años como embajador ante las Naciones Unidas en un período particularmente difícil (1975-78). La imagen de Israel se había erosionado por la hostil coalición del Bloque Comunista y los países árabes. La tensión alcanzó su cúspide en noviembre de 1975 con la aprobación de la resolución de la Asamblea General que igualaba sionismo y racismo. Este acto impulsó al embajador, generalmente desapasionado, a romper el documento de la resolución en el estrado de la ONU al término de una inspirada defensa de su país.

Jaim Herzog fue autor de una serie de libros sobre historia militar y era un solicitado comentarista político y militar. En 1981 fue electo miembro de la Knéset por el partido Laborista. Renunció a la Knéset después de su elección como presidente, y prestó juramento como sexto presidente del Estado de Israel el 5 de mayo de 1983. Jaim Herzog viajó mucho. Dotado de un inglés impecable y modos cosmopolitas, gran parte de sus esfuerzos como presidente fueron dedicados a reforzar la posición de Israel en el exterior. En visitas oficiales y estatales a más de treinta países - incluyendo las primeras visitas de un jefe de estado a Alemania y China, una visita de reconciliación a España conmemorando los 500 años de la expulsión de los judíos, y una gira por el Pacífico para romper el hielo - habló ante quince parlamentos, hizo incontables apariciones públicas, habló a los medios de comunicación y en encuentros privados con líderes extranjeros. Al explicar la posición de Israel desafió la crítica injusta por parte de los medios de comunicación y los gobiernos extranjeros, estimuló relaciones diplomáticas más estrechas y promovió las relaciones comerciales. Herzog también subrayaba la centralidad de Israel y favorecía una firme conexión sionista entre Israel y las comunidades judías del mundo. Durante su período de ejercicio, resultados indecisos de las elecciones condujeron a seis cambios de gobierno y cuatro relevos de primer ministro, y el presidente Herzog frecuentemente tuvo que jugar el papel de árbitro detrás de bambalinas.

Absteniéndose de criticar la política gubernamental en público, el presidente Herzog no estaba apartado de la política. A su modo personal, educado pero franco, fue mucho más abierto para hablar que sus predecesores. Subrayando que era el presidente de "todos los israelíes", Herzog se preocupó de visitar las minorías árabes y drusas, así como a los habitantes judíos de los territorios administrados. Asimismo, adoptó una posición pública en temas de candente debate. Llamó a imponer limitaciones a la libertad de grupos políticos marginales cuyas ideologías constituyen una incitación a la violencia, e hizo uso del indulto presidencial en varios casos controversiales. El presidenet Herzog ejerció su autoridad en el sistema electoral de esa época y jugó un papel clave en el proceso de formar gobierno. En 1984 y 1988 fue él quien guió la formación de un gobierno de unidad nacional.

Jaim Herzog se retiró de la presidencia en mayo de 1993. De regreso en la vida privada, se dedicó principalmente a realizar giras de conferencias, comentarios periodísticos, ser parte de consejos de gobernadores y a escribir su autobiografía, Historia viviente: Un recuerdo, publicada en 1996. Participó activamente en el desarrollo del Centro de Estudios del Medio Oriente y Diplomacia en la Universidad Ben-Gurión del Néguev, en Beer Sheva, que hoy lleva su nombre. Jaim Herzog falleció el 17 de abril de 1997. Varias instituciones educacionales se han dedicado a su memoria. Su familia instituyó Yad Jaim Herzog para perpetuar su recuerdo y su legado.

 
 
Press for print versionPrint version
  
Send To Friend
  
  
  
  
  
Share