Las Comunidades Cristianas de Israel
Israel Ministry of Foreign Affairs
*

 Las Comunidades Cristianas de Israel

4/20/2009

 
     
Las comunidades cristianas de Israel
Por Yishai Eldar

Yishai Eldar es el ex directeur de Vida Christiana en Israel

 
 

 

 

 

 

La historia de las comunidades cristianas en la Tierra de Israel se inició con la vida y ministerío de Jesús de Nazaret. Después de su muerte, la Iglesia Apostólica primitiva fue mayormente judeo-cristiana, por lo menos en Jerusalén y sus alrededores, hasta la reconstrucción de Jerusalén (año 130 de la E.C) por el emperador Adriano como ciudad romana con el nombre de Aelia Capitolina. A partir de entonces los miembros de la iglesia local fueron gentiles. Por la fecha de la conquista musulmana, en el siglo VII, las iglesias orientales ya estaban divididas en varios grupos, si bien compartían al parecer el uso de los Lugares Santos. Sólo con la fundación del reino cruzado de Jerusalén, que otorgó praedominium a la Iglesia Latina de occidente, nació la discordia alrededor de los Lugares Santos y ésta se prolongó sin remitir bajo la dominación de los mamelucos y otomanos, hasta la imposición del régimen llamado del “Status Quo” en 1852.  

De los más de 7 millones de habitantes que cuenta hoy Israel, los cristianos constituyen sólo el 2% del total (judíos: 75,5%, musulmanes: 16,5%, drusos 1,7% y no definidos por religión: 4,3%)

Las comunidades cristianas pueden dividirse en cuatro grupos básicos: ortodoxos calcedonianos, ortodoxos no calcedonianos (llamados a veces monifisitas), católicos romanos (latinos y uniatos), y protestantes. Esas comunidades comprenden unas 20 antiguas iglesias indígenas y otras 30 denominaciones, protestantes en su mayoría. Con la excepción de las iglesias nacionales como la armenia, las comunidades indígenas son mayormente de expresión árabe, y probablemente descendientes de las que existían en el período bizantino.


Las Iglesias Ortodoxas Calcedonias

Este grupo de iglesias, conocidas también como ortodoxas orientales, todas ellas dotadas de gestión propia, abarca a las que siguen las doctrinas fijadas por los siete primeros concilios ecuménicos y reconocen la primacía del Patriarca de Constantinopla. Históricamente estas iglesias se formaron a partir de los cuatro antiguos patriarcados de Oriente: Alejandría, Antioquía, Constantinopla y Jerusalén.

El Patriarcado Griego Ortodoxo de Jerusalén, que se considera a sí mismo como la “Iglesia madre” de Jerusalén, obtuvo  la dignidad patriarcal en el año 451 por decisión del Concilio de Calcedonia. Al producirse el cisma con Roma en 1054, se alineó con las demás iglesias orientales ortodoxas y desde entonces el Patriarcado de Roma y los patriarcados de Oriente han estado separados por disensiones teológicas y políticas.

El histórico encuentro en Jerusalén en 1964 entre el Papa Paulo VI y el Patriarca Ecuménico de Constantinopla, Atenágoras, marcó el inicio de una posible reconciliación.

Durante siglos los intereses griegos ortodoxos en Tierra Santa han estado representados por la Hermandad del Santo Sepulcro, que se ha esforzado por preservar la posición de la Iglesia Ortodoxa en los Lugares Santos y preservar el carácter helénico del Patriarcado.  Las parroquias, en su mayoría de lengua árabe, son administradas por sacerdotes árabes, casados, que gozan de la ayuda de la Hermandad del Santo Sepulcro.

Dos históricas iglesias ortodoxas orientales tienen sus representantes en Israel: la rusa y la rumana. Estando en comunión con el Patriarcado Griego Ortodoxo, aceptan su jurisdicción local.

 
 

Iglesia Ortodoxa Rusa
 

La Misión Ortodoxa Rusa en Jerusalén fue fundada en 1858, pero peregrinos rusos ya empezaron a visitar Tierra Santa en el siglo XI, pocos años después de la conversión de Kiev. Las visitas continuaron durante nueve siglos y con el tiempo se ampliaron a grandes peregrinaciones anuales desde fines del siglo XIX y principios del XX hasta la primera guerra mundial, para terminar con la revolución rusa. Desde 1949, los títulos de  propiedad de los bienes de la iglesia rusa en el territorio israelí de aquel entonces están en manos de la Misión Rusa Ortodoxa (Patriarcado de Moscú). Los títulos de los bienes situados en los territorios administrados por Jordania de 1948 a 1967 se encuentran en manos de Misión Eclesiástica Rusa, que representa a la Iglesia Ortodoxa Rusa fuera de Rusia (la iglesia “en exilio”). Encabezaban estas misiones sendos archimandritas, a los que ayudaban algunos monjes y monjas. Desde 2001 las dos iglesias parentales ha iniciado un proceso de acercamiento, que en 2007 llevó a la firma formal en Moscú del Acta de Unidad Canónica..

En 1935 se contituyó una misión representante de la Iglesia Ortodoxa Rumana, encabezada por un archimandrita. Comprende un pequeño número de monjes y monjas, que residen en Jerusalén.

Las Iglesias Ortodoxas Anticalcedonias

Las iglesias llamadas no calcedonianas son iglesias ortodoxas orientales (Armenia, Copta, Etíope y Siríaca) que se negaron a aceptar la formulación de la doctrina cristiana tal como la enunció el Concilio de Calcedonia en el año 451. El principal punto controvertido se refería a la relación entre las dos naturalezas atribuidas a Cristo: la divina y la humana. 

La Iglesia de Armenia se estableció en el año 301, con la conversión al cristianismo de este país, el primero en adoptarlo como religión oficial. La presencia en Jerusalén de una comunidad armenia está atestiguada desde el siglo V. Según fuentes armenias, el primer Patriarca data de un fuero otorgado por el Califa Omar en 638. El barrio armenio de la Ciudad Vieja de Jerusalén ya existía en tiempo de las cruzadas. Desde fines del siglo XIX, y en especial durante e inmediatamente después de la primera guerra mundial, la comunidad creció debido a la llegada de refugiados.

La Iglesia Ortodoxa Copta tiene sus raíces en Egipto, cuya población se convirtió en su mayoría al cristianismo durante los primeros siglos de la era cristiana, Según la tradición copta, miembros de la comunidad llegaron a Jerusalén con Santa Elena, madre del emparador Constantino, a principios del siglo IV. Esta iglesia influyó en el desarrollo inicial del monasticismo en el desierto de Judea. La comunidad floreció durante el período mameluco (1250-1517) y de nuevo bajo Mehemet Alí en 1830. El Patriarca copto de Alejandría ha estado representado en Jerusalén por un arzobispo residente.

La Iglesia Ortodoxa Etíope tuvo en Jerusalén una comunidad desde la Edad Media y quizás aun antes. Historiadores de la Iglesia primitiva mencionan peregrinos etíopes en Tierra Santa ya en el siglo IV. Se sabe a ciencia cierta que en los siglos siguientes, la Iglesia Etíope poseía importantes privilegios en los Lugares Santos, pero los perdíó en su mayoría durante el dominio otomano, antes de implantarse el régimen del “Status Quo”.

Actualmente la Iglesia Ortodoxa Etíope en Israel es muy pequeña. La encabeza un arzobispo y consta de algunas docenas de monjes y monjas que viven en la Ciudad Vieja de Jerusalén, en la catedral monasterio etíope y en la parte oeste de la ciudad. También reside en la ciudad una pequeña comunidad de legos. Desde la reanudación de las relaciones diplomáticas entre Israel y Etiopía en 1989 ha aumentado notablemente el número de peregrinos etíopes que visitan Israel, en especial por Semana Santa y Navidad.   

La Iglesia Ortodoxa Siríaca es una sucesora de la antigua Iglesia de Antioquía, una de las comunidades cristianas más antiguas del Oriente. Una de sus características es el uso como idioma litúrgico del Siríaco (arameo occidental). Los fieles se conocen también como Jacobitas, nombre tomado de Jacobo Baradai, obispo que organizó esta iglesia en el siglo VI. A su cabeza está el Patriarca Ortodoxo de Antioquía y de todo el Oriente, que reside en Damasco. En Jerusalén ha habido obispos sirios ortodoxos desde 793 y de forma permanente a partir de 1471. En la actualidad encabeza la iglesia local un arzobispo, que reside en el Monasterio de San Marcos.


Las Iglesias Catolicas Romanas y Uniatas

 
 

 

 

 

 

 

Iglesia del Santo Sepulcro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Iglesia de la Anunciación, Nazaret
 

Las iglesias uniatas son aquéllas que están en comunión con la iglesia católica romana, reconociendo la primacía y la autoridad espiritual del Papa (que como obispo de Roma ocupa el antiguo Patriarcado del Oeste). En materias de liturgia, las iglesias orientales en comunión con Roma preservan sus antiguas tradiciones e idiomas de culto.

Pese a las disensiones entre Constantinopla y Roma en los primeros siglos del cristianismo, Roma no intentó establecer una iglesia occidental en Tierra Santa, independiente del Patriarcado ortodoxo existente, hasta la creación del Patriarcado Latino de Jerusalén durante las cruzadas (1099-1291). Después de éstas, el título de  Patriarca Latino de Jerusalén fue honorífico, hasta el restablecimiento efectivo de la sede en Jerusalén en 1847. En el ínterin la comunidad católica fue atendida por la orden franciscana, que a partir del siglo XIV viene ejerciendo las funciones de Custodio Latino de los Lugares Santos en Tierra Santa.  

Actualmente encabeza el Patriarcado Latino de Jerusalén un obispo con el título de Patriarca, al que asisten tres obispos auxiliares, residentes en Nazaret, Ammán y Chipre. En los últimos años ha sido designado un cuarto vicario para las congregaciones de habla hebrea dentro de Israel. En el habla popular se designa a los católicos romanos como “latinos” por el antiguo idioma de su liturgia, aunque desde el Concilio Vaticano II la liturgia católica se celebra en lengua vernácula, o sea en árabe, salvo en algunos Lugares Santos, como la Basílica del Santo Sepulcro y la Iglesia católica de la Natividad en Belén, donde se utiliza el latín para el culto.

La Iglesia Maronita es una comunidad cristiana de origen sirio, cuyos miembros viven en su mayoría en el Líbano. Esta iglesia, que está en comunión con la católica romana desde 1182, es la única iglesia oriental totalmente católica. Como iglesia uniata (iglesia oriental en comunión con Roma que conserva su lengua, sus ritos y su derecho canónico), tiene una liturgia propia, que es en esencia el rito antioqueno en lengua siríaca. La mayoría de los maronitas de Israel residen en Galilea. El Vicariato Patriarcal Maronita en Jerusalén data de 1895. 

La iglesia Católica Griega (melkita) nació en 1724, a causa de un cisma en la Iglesia Griega Ortodoxa de Antioquía. El término “melkita” (literalmente: “realista”) proviene de malko, rey en siríaco. Su uso, que data del siglo IV, se refiere a los cristianos locales que aceptaron la “Definición de Fe” del Concilio de Calcedonia y permanecieron en comunión con la sede imperial de Constantinopla.

Una archidiócesis católica griega fue establecida en Galilea en 1752. Veinte años más tarde se colocó a los católicos griegos de Jerusalén bajo la jurisdicción del Patriarca Melkita de Antioquía, representado en Jerusalén por un vicario patriarcal.

La Iglesia Católica Siria, uniata que se separó de la Iglesia Ortodoxa Siríaca, está en comunión con Roma desde 1863. Los católicos siríacos tienen su propio patriarca, residente en Beirut, y desde 1890 un vicario patriarcal en Jerusalén sirve de dirigente espiritual a la pequeña comunidad radicada en la ciudad y en Belén.  En 1985 la comunidad consagró su nueva iglesia patriarcal en Jerusalén, bajo la advocación de Santo Tomás, Apóstol de Siria y de la India.   

La Iglesia Católica Armenia se separó de la Iglesia Ortodoxa Armenia en 1741, pero ya en tiempos de las cruzadas la comunidad armenia de Cilicia (en el sur de Anatolia) había estado en contacto con Roma. El Patriarca Católico Armenio reside en Beirut porque las autoridades otomanas de la época le prohibieron residir en Constantinopla. En 1842 se creó un vicariato patriarcal en Jerusalén. Aunque unida a Roma, esta Iglesia guarda buenas relaciones con la Iglesia Armenia Ortodoxa y coopera con ella para el bien de la comunidad armenia. 

La Iglesia Católica Caldea es una descendiente uniata de la antigua Iglesia Apostólica (Asiria) de Oriente (llamada a veces Nestoriana), que quedó establecida en 1552. Esta Iglesia sigue utilizando el siríaco como lengua litúrgica. Su patriarca reside en Bagdad. La comunidad en Tierra Santa cuenta unas pocas familias, pero la Iglesia Católica Caldea conserva su condición de comunidad religiosa “reconocida”. Los caldeos están representados en Jerusalén desde 1903 por un vicario patriarcal.

La Iglesia Católica Copta está en unión con Roma desde 1741. En 1955 el Patriarca Copto Católico de Alejandría  nombró un vicario patriarcal para servir a la pequeña comunidad que residía entonces en Jerusalén.

* * *

De importancia primordial para las iglesias católicas en Tierra Santa fue la firma el 30 de diciembre de 1993 de un Acuerdo Fundamental entre la Santa Sede y el Estado de Israel, que llevó al establecimiento de relaciones diplomáticas plenas entre las partes unos meses después. En 1997 Israel y la Santa Sede firmaron un acuerdo que otorga personalidad jurídica a la Iglesia Católica en Israel.


Las Iglesias Protestantes

Las comunidades protestantes del Oriente Medio datan de principios del siglo XIX, cuando representantes diplomáticos de países occidentales se establecieron en Jerusalén. El objetivo de esas misiones era evangelizar a las comunidades judía y musulmana, pero sólo lograron atraer a cristianos ortodoxos de lengua árabe.

En 1841, la reina de Inglaterra y el rey de Prusia convinieron en establecer un obispado protestante conjunto anglicano-luterano en Jerusalén. El arreglo concluyó en 1886, pero la Iglesia de Inglaterra siguió mantenendo la función y en 1957 elevó a su representante en Jerusalén al rango de arzobispo. Esta situación cesó en 1976 con la creación de la nueva Iglesia protestante episcopal (anglicana) en Jerusalén y el Oriente Medio. Ésta es la mayor  comunidad protestante de Tierra Santa. Para dirigirla fue elegido y consagrado el primer obispo árabe de Jerusalén. El obispo anglicano de Jerusalén tiene su sede en la Iglesia Catedral de San Jorge Mártir, mantenida por la Iglesia de Inglaterra a través de un deán nombrado por ella.  

Al disolverse la misión anglo-prusiana en 1886, la Iglesia luterana alemana estableció una presencia independiente en Jerusalén y la Tierra Santa. Esta comunidad fue atrayendo un número creciente de miembros de lengua árabe, muchos de ellos ex alumnos de escuelas e instituciones mantenidas por iglesias y sociedades luteranas alemanas. Desde 1979 la congregación de lengua árabe tiene su propio obispo, al margen de la pequeña congregación de habla alemana de la Iglesia luterana en Alemania, que está representada por un propst (deán). Ambos clérigos comparten la propstei de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Hay también pequeñas congregaciones luteranas de habla danesa, sueca e inglesa, con clero de sus iglesias nacionales respectivas, que atienden a sus compatriotas de visita o residentes en Israel. En 1982 la misión noruega en Israel transfirió la autoridad y administración de sus dos iglesias, una en Haifa y la otra en Yafo, a las congregaciones locales. 

La actividad de las iglesias bautistas en Tierra Santa se inició al formarse una congregación en Nazaret en 1911. Hoy en día la Asociación de Iglesias Bautistas cuenta con dieciocho iglesias y centros en Acre, Caná, Haifa, Yafo, Jerusalén, Kfar-Yassif, Nazaret, Petaj-Tikvá, Rama, Turán y otros lugares. La mayoría de los miembros son de habla árabe.
.
La Iglesia (presbiteriana) de Escocia envió su primera misión a Galilea en 1840 y durante los próximos 100 años desplegó intensa actividad en educación y medicina. Hoy en día la Iglesia de Escocia, que está representada por una pequeña comunidad, mayormente de expatriados dedicados a atender a peregrinos y visitantes, mantiene dos iglesias, en Jerusalén y en Tiberíades, con sendas hospederías.

Sin relación con ella, la Sociedad Misionera Médica de Edimburgo mantiene una escuela de enfermeras en Nazaret

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) estableció una pequeña comunidad en Haifa en 1886 y otra en Jerusalén en 1972. Los miembros de la Iglesia son actualmente estudiantes del Centro Jerosolimitano de Estudios del Cercano Oriente, una sucursal de la Universidad Brigham Young de Provo en el Estado de Utah (EE.UU.).

Además de las denominaciones protestantes mencionadas más arriba, están presentes en Israel numerosos grupos pequeños de otras denominaciones

En los últimos años se han creado tres poblaciones rurales comunales protestantes en distintos lugares de Israel. Kfar Habaptistim fundado en 1955 al norte de Petaj Tikvá, ofrece instalaciones para conferencias y campamentos de verano a los bautisas y otras comunidades protestantes del país. Nes Ammim, junto a Naharía, fue fundado en 1963 por un grupo de protestantes holandeses y alemanes como centro internacional para promover la comprensión cristiana de Israel. Yad Hashmona fundado en 1971 en las cercanías de Jerusalén, opera una hospedería para visitantes y peregrinos cristianos de Finlandia.

* * *

La Embajada Cristiana Internacional en Jerusalén (ECIJ) fue fundada en Jerusalén en 1980 para demostrar el apoyo cristiano mundial a Israel y a Jerusalén como su capital eterna. Es un centro en el que cristianos del mundo entero pueden obtener una comprensión bíblica del país y de Israel como nación moderna. La red internacional de la Embajada tiene oficinas y representaciones en 50 países.


Libertad de culto

La actitud básica del Estado en cuanto a pluralismo religioso se reflejó en la Declaración de la Independencia de 1948:
“El Estado de Israel... estará basado en libertad, justicia y paz según la visión de los profetas de Israel; asegurará plena igualdad de derechos sociales y políticos a todos sus habitantes, sin diferencia de religión, raza o sexo; garantizará libertad de religión, conciencia, idioma, educación y cultura.”
 
El documento expresa la visión de la nación y su credo, y la adhesión a estos principios viene garantizada por la ley. Cada comunidad puede practicar libremente su religión, guardar sus propias fiestas y días de descanso semanal, y administrar sus propios asuntos internos.



Lugares Santos

 
 

La Vía Dolorosa
 

En Israel se encuentran muchos lugares considerados santos por las tres religiones monoteístas (judaísmo, cristianismo e islam). Todos gozan de libertad de acceso y de culto.

“Los Lugares Santos serán protegidos contra toda clase de profanacion o violación y contra todo lo suceptible de estorbar la libertad de acceso de los adeptos de las distintas religiones a los lugares sagrados para ellos, o herir sus sentimientos con respecto a tales lugares.”
(Ley de Protección de los Lugares Santos, 1967)

Entre los Lugares Santos venerados por los cristianos están la Vía Dolorosa, el Santo Cenáculo, y la Basílica del Santo Sepulcro en Jerusalén, la Basílica de la Anunciación en Nazaret, y el Monte de las Bienaventuranzas, Tabgha y Capernaum a orillas del lago de Tiberíades (Mar de Galilea).


El Departamento de Comunidades Cristianas

El gobierno de Israel no interfiere en la vida religiosa de las comunidades cristianas. El Departamento de Comunidades Cristianas del Ministerio del Interior ejerce las funciones de enlace con la administración estatal. Las comunidades cristianas pueden someterle problemas y solicitudes relacionadas con su condición de minorías en Israel. El Departamento ejerce también las funciones de árbitro neutral para garantizar el mantenimiento del régimen del “Status Quo” en aquellos Lugares Santos en los que más de una comunidad cristiana tiene derechos y privilegios.


Comunidades "reconocidas"

Los tribunales eclesiásticos de algunas denominaciones cristianas tienen jurisdicción sobre los miembros de las mismas en materias de derecho personal, tales como matrimonio y divorcio. Las  raíces históricas de esta situación se remontan a la legislación vigente en el período otomano. Las iglesias que gozan de tal privilegio se designan como comunidades “reconocidas”. Éstas son: la Griega Ortodoxa, la Armenia Ortodoxa, la Siríaca Ortodoxa, la Católica Romana (latina), la Maronita, la Católica Griega (Melkita), la Católica Siríaca, la Católica Armenia, la Católica Caldea y, desde 1970, la Episcopal (anglicana).

 
 
Press for print versionPrint version
  
Send To Friend
  
  
  
  
  
Share